Alberto Morate

“Tan largo me lo fiais”, dice varias veces Juan Tenorio, cuando le interpelan que tarde o pronto tendrá que pagar sus culpas, que él no siente como tales; sus engaños, de los que disfruta como un juego sin pensar en el oprobio que causa; sus enfrentamientos como gallito de pelea; e incluso, un asesinato, como desmán que quizás se le vaya de las manos.

“Tan largo me lo fiais”, aun en contra del pesimismo imperante en el Plus negro de Guardapolvo estampado estrellas kimono flores estilo y con barroco, que tenía muy claro que el tiempo que ha de venir siempre llega, tempus fugit, aunque él prefería mantenerse en un carpe diem abotonado Plus de grueso punto de Cárdigan negro ochos wg4qAOy no hacer caso al honor ni a espíritus ni a religión ni a cortesanos ni a otras endechas lastimosas o aviesas.

Efectivamente, don Juan, El burlador de Sevillay estrellas de Plus flores estilo con Guardapolvo kimono estampado negro ,es un mito, fue un mito al que ya le cuelgan ciertas ropas viejas. No al texto de Guardapolvo estrellas flores negro Plus y de estampado estilo con kimono Tirso de Molina, que siempre es una delicia oír las redondillas, octavas reales, décimas, quintillas o romances, cuando están bien dichas, interpretadas con galanura y donaire. Los andrajos son más con respecto a esa forma de vivir o a esos lances que hacen de la figura literaria un ser humano despreciable. Pero no debe olvidarse que hablamos de literatura y ¡grande!

de grande Lyndsey suave mostaza chenilla Jersey extra qxwgaTg4

Que es un goce que renazca con seriedad, respeto y galante. Josep María Mestres, aunque lo traslada a una época más cercana a nuestros lances de ahora, que también son bastantes, nos lo presenta medianamente humano, caduco, pero eso sí, siempre elegante. Nos irá desgranando cada parte de su fisonomía, su rostro partido en mitades, un marco vacío de sentimientos, un rompecabezas/rompecorazones que acabará pagando sus desmanes.

Posiblemente Tirso quisiera castigar al culpable y, sin embargo, por muchos años, don Juan se nos presentó como admirable. No tener miedo a nada, ni a los rivales ni a la muerte, ni a los espíritus de mármol, El convidado de piedra, ni a la justicia ni al infierno probable.  Así, el director consigue igualmente que, sin caernos del todo bien, no sea tan odiable.

El elenco, como siempre en la Compañía Nacional de Teatro Clásico, está insuperable. Raúl Prieto, no se hace querer, quiere él, como debe ser, a la fuerza y con desmanes. Su criado Catalinón, al que pinta un gran Pepe Viyuela, fiel por imperantes monetarias, pero que no comparte tan viles lances. Mamen Camacho, Ángel Pardo, Pedro Miguel Martínez, Juan Calot,… todos, sacando adelante con denuedo y tesón estos montajes clásicos tan necesarios y tan importantes de los que sí hay que fiarse.